• Rebeca en Facebook
  • Rebeca en Twitter
  • Rebeca en Youtube
  • Rebeca en Instagram
  • Rebeca en Linkedin

Rituales de año nuevo

Me encantan los rituales, los disfruto desde el momento en que los preparo y planeo lo que necesito. Tampoco es que sea una fanática y considere que si no cumplo con un ritual me va a ir mal todo el año, pero me divierto muchísimo mientras los hago.


Doy la vuelta a la manzana con un maletín (antes lo hacía con maleta, pero mi vuelta ahora incluye escaleras y no quiero accidentes), como 12 uvas, tomo champagne, tiro lentejas, prendo velas con diferentes propósitos y me pongo ropa nueva. Compro un ramo de ruda, agua florida y la echo por todas partes.


Según lo que quiero puedo cambiar de ritual. Por ejemplo, cuando fui a Cusco me compré allá billetes de Euros porque quería ir a Europa. Cuando quería casarme hice un ritual con albahaca y así según lo que me provoque conseguir ese año.


¿Funcionan?

Pienso que sí, porque como los hago con fe la mayoría de las veces me funcionan.

Lo puedes llamar poder del pensamiento, ley de la atracción, o como lo llaman los psicólogos: profecía autocumplida o efecto Pigmalión (según sea algo negativo o positivo lo que ocurra).

Aquí una lista de los rituales que he hecho:


Si quiere vivir en abundancia (prende una vela amarilla)

  • Ponerte ropa nueva, aunque sea el polo o la ropa interior amarilla o roja (si buscas amor y mejorar la pasión).

  • Tener plata en el banco, billetera o bolsillos. Y el mínimo de deudas.

  • Comer frijol canario o una cucharada de lentejas.

Si quieres casarte:

A las 12 soplar un ramo de albahaca. Si tienes pareja soplan los dos.

Este ritual ha sido comprobado por mí. Hace muchos años 4 amigas pasamos año nuevo juntas. Una no sopló la albahaca porque ya estaba comprometida. Otras dos con enamorado y una sin pareja.


Las 3 últimas soplamos el ramo de albahaca a las 12 y ¡al año siguiente nos casamos!


La que estaba comprometida sigue con su mismo novio, aunque no se casan porque no quieren.


Si quieres viajar:


Correr la vuelta a la manzana y poner en tu maleta, maletín o cartera algo que simbolice el destino al que quieres ir o que quieres conocer.

Corro desde el año 95 y recién este año no he viajado (fui de paseo a Lunahuaná y Antioquía, ambos ida y vuelta, cuenta como viaje?)


He corrido embarazada, con bebé en brazos, por tierra, en la ciudad, en la playa y ahora doy una vuelta que incluye unas escaleras súper altas porque no es una manzana plana.


Funciona para viajes por tierra, barco o avión.


Si quieres progresar en algo, conseguir un ascenso o una mejora:


Subir las escaleras pensando en lo que quieres conseguir (una amiga lo hizo y le fue genial).


Si quieres vivir en prosperidad:


Hacerte un baño con flores, y no te enjuagas en 12 a 24 horas. Mientras te echas el agua pides un deseo por cada chorro, y cuando preparas el baño de florecimiento, programas lo que deseas poniendo una intención.


Si quieres mejorar tus energías:


Bañarte en el mar a las 12, o en cualquier momento del 1 de enero.


Si no estás en la playa, te metes a la ducha y te exfolias con sal. Luego te enjuagas.


Si quieres cumplir deseos:


Comer doce uvas (yo siempre como verdes, no sé por qué) y pides un deseo con cada una. Es muy importante pedir en positivo y en presente. Ejemplo: tengo un carro nuevo, me mudo, empiezo una maestría, estoy embarazada, etc.


Si quieres cumplir determinados propósitos:


Prendes velas con diferentes propósitos y dejas que se consuman.

  • Rosada: matrimonio

  • Amarillo: prosperidad

  • Verde: dinero

  • Rojo: amor y pasión

  • Negro: cambios o superación de un duelo

  • O también puedes escoger los colores de acuerdo a los chakras.

Cada uno le pone un significado al color, porque realmente es tu pensamiento el que determina todo lo que te ocurre.


Si quieres atraer la buena fortuna:


Pasar ruda por toda la casa, tus cosas, tu cuerpo, etc.


En Ayahuasca vendían Rudasour (como psicosour pero con ruda). La primera vez que fui con mi esposo me pedí uno, y también cuando cumplí 26. Me fue excelente a esa edad, y nosotros seguimos juntos (en ese momento solo éramos amigos) ¡El sabor es fuerte, pero tolerable!


Existen una infinidad de rituales que puedes hacer en busca de un cambio o de mejorar cualquier situación que con las que no estés satisfecha. Porque tú eres quien crea tu vida y si la creas con alegría obtendrás alegría.


¡Feliz Año!


Rebeca

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo